fbpx

Regreso a clases: cómo organizarse sin colapsar en el camino

El regreso a clases después de unas largas vacaciones sabemos que no es una tarea sencilla. La vuelta al colegio implica un cambio en la rutina familiar la cual lleva tiempo adaptarse y puede causar mucho estrés, tanto para los hijos como para los padres. Pero este año, esto no va a ser un problema, en este artículo te contamos todo lo que necesitás saber para comenzar el año escolar de la mejor manera sin colapsar en el intento. Si llegás hasta el final, tenemos un regalo para vos que te ayudará a organizarte ¡No te lo pierdas!

regreso a clases

Volver a la rutina sabemos que no es sencillo, sobretodo luego de las vacaciones en dónde solemos desarrollar hábitos distintos a los que venimos acostumbrados durante el año. Lo que buscamos a través de este artículo es que puedas lograr organizarte para que el año no te tome por sorpresa. Si, sabemos que por más que planifiquemos ciertas cosas, a veces la rutina nos lleva puesta esa planificación pero te proponemos que esta vez te lo tomes de una manera diferente. 

Cuando hablamos de organización no nos referimos a algo estricto y rígido,  precisamente eso es lo que lo vuelve estresante, sino más bien a tener en claro cuáles son las tareas que tenemos que realizar antes del regreso a clases. La idea de hacer esto con tiempo es precisamente para que no irrumpa de manera “dramática” en nuestra rutina, de esta forma va a ser más sencillo volver a adaptarse a las actividades diarias.

Estos son algunos consejos que queremos darte para que puedas tener un retorno a clases sin un colapso nervioso. Puede sonar exagerado, y un poco lo es, pero no sólo implica que tus hijos vuelvan a su rutina sino que vos adaptes también la tuya. Pero no te preocupes, este año te ayudamos nosotros, estas son nuestras mejores recomendaciones:

  1.  De a poco, volver a respetar los horarios que se mantienen durante las clases ¿A qué nos referimos con esto? Acostarse temprano, fijar la hora del baño y de las comidas, en los horarios que solemos hacerlo durante la época escolar, de esta manera el cambio se hará de manera gradual y no será tan invasivo.
  2.  Realizar juntos las compras de útiles y uniformes y buscar la forma de que resulte divertido para ellos así lo pueden disfrutar. Podés planear una salida todos juntos, hacer alguna actividad que a ellos les guste y después ir a hacer las compras escolares.
  3.  Planificar junto con ellos que actividades quieren realizar este año, integrarlos en la toma de decisiones. Lógicamente no vamos a dejar que ellos decidan que hacer luego de clases, pero si podemos consultarles si hay algo que llame su atención y que quieran hacer y así buscar la forma de integrar esa actividad con sus horarios escolares.
  4.  Si hablamos de niños pequeños, podemos estipular una hora del día a la tarde para sentarnos a hacer la tarea con ellos y ayudarlos si es necesario. Esto hará que se convierta en hábito el momento de la tarea y que cuando sean mayores lo tengan incorporado naturalmente en su rutina.
  5.  Usar organizadores imprimibles o digitales que puedas tener al alcance en donde se detallen sus actividades, tareas, comidas y libros que necesiten para la vuelta a clases. Aunque lo consideres algo innecesario es muy útil para poder organizar sus tareas y enlazarlas correctamente con las tuyas, además funciona como recordatorio si tu memoria no es tan buena.

No queremos dejar de mencionar la importancia de realizar actividades junto con los chicos al aire libre y en familia durante la época escolar. Es sumamente importante que destinen tiempo a jugar, a realizar alguna actividad que les guste y, también, a pasar tiempo en familia y con amigos. Es un momento en donde puede experimentar cosas nuevas, permitirse soñar y hasta automotivarse.

Siguiendo estos consejos y con paciencia, el regreso a clases puede transitarse de una forma pacífica, incluso hasta con diversión. Lo importante es que mantengamos siempre la calma y no nos olvidemos que son unos pocos días de caos pero que luego todo vuelve a la normalidad.

¡Buen regreso a clases!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.