fbpx

¿A qué jugar un día de lluvia?

Somos pocos los amantes de la lluvia y, sin duda, tampoco hay muchos niños que lo sean. Para ellos esto implica tener que quedarse encerrados y no poder salir a jugar con sus amigos al patio o a la plaza. Esta falta de diversión ocasiona que los chicos estén desanimados y hasta incluso, en ciertas ocasiones, malhumorados. ¿No sabés a qué jugar un día de lluvia?, no te preocupes, ¡tenemos la solución para vos! En este nuevo artículo te traemos 7 juegos para un día de lluvia que no te los podes perder. ¿Querés saber cuáles son? ¡Seguí leyendo y no te pierdas el BONUS TRACK!

a que jugar un dia de lluvia

7 juegos para días de lluvia

Si estás buscando nombres de videojuegos para que tu hijo/a pase toda la tarde frente a una consola, estás en el blog equivocado. Acá fomentamos la creatividad, destreza e imaginación de los niños y su interacción física con otras personas.

Si en tu casa tenés juegos de mesa para niños ¡genial! pueden utilizarlos para jugar en familia y pasar la tarde lluviosa. Pero si no, no te preocupes, este no es ningún impedimento para que los chicos puedan divertirse. A continuación te recomendamos 7 juegos para jugar un día de lluvia los cuales sólo necesitas algunas cosas, que seguramente en tu casa tenés, mucha creatividad y que lo niños tengan ganas de divertirse.

1. La búsqueda del tesoro perdido

¡Un juego que es conocido por todas las generaciones! La búsqueda del tesoro perdido consiste en que uno de los participantes (idealmente un adulto para que los niños puedan jugar) esconda cierto objeto en algún lugar de la casa. Luego deberá dejar pistas escritas con adivinanzas que los chicos tendrán que interpretar y seguir así el recorrido hasta el tesoro. Ganará el premio quién haya descubierto dónde este se encuentra.

2. El juego de la papa caliente

Para este juego es ideal que por lo menos sean 3 las personas que participen para hacerlo más divertido y 1 que sea la que los guía. Un adulto debe envolver el premio con varias capas de papel (puede ser de diario) en dónde algunas de ellas van a tener escrita alguna consigna o pregunta que quién rompa el papel deberá responder.

Los participantes tienen que formar un círculo, puede ser sentados o de pie, dónde la “papa caliente” (el premio) se vaya pasando de mano en mano.  El guía va a indicar cuando comienza a circular el objeto y, al momento que la música se detenga o él deje de aplaudir, quién tenga la “papa” deberá responder a la pregunta o consigna escrita en el envoltorio. Este proceso se repite hasta que finalmente quede una última capa de papel. Gana el participante que finalmente es capaz de cumplir con la última consigna y que, al romper el papel, se queda con el premio.

 Acá te dejamos una serie de consignas que podés utilizar para el juego:

  • Cantá tu canción favorita.
  • Dale un abrazo a quién esté sentado a tu derecha.
  • ¿Cuál es el resultado de sumar 25 más 20? (si participan niños de a partir de 7 años).
  • Da vuelta la ronda saltando en una pierna.
  • Decí rápido y sin confundirte el siguiente trabalenguas: “Pablito clavó un clavito, ¿qué clavito clavó Pablito?”.

3. Pato Ñato

En este juego los niños deben formar una ronda y sentarse en el piso. Uno de ellos será el “pato ñato” y permanecerá fuera de la misma hasta que alguien lo reemplace. Este deberá ir rodeando al resto de los participantes diciendo “pato” y tocando la cabeza de cada uno de ellos hasta que elija quién quiere que lo releve y diga “ñato”. El niño elegido deberá correrlo alrededor de la ronda hasta que éste logre sentarse en el lugar que quedó vacío. Si logra hacerlo, el participante que perdió será el nuevo “pato ñato”, caso contrario deberá sentarse en el medio de la ronda y no podrá volver a jugar hasta que alguien tome su lugar.

4. Tutti Frutti

Este juego, además de ser muy divertido, ayuda a los niños a pensar y a mejorar su vocabulario (recomendado para mayores de 8 años). Para el, vas a necesitar un papel y un lápiz por cada participante. Cada uno deberá realizar columnas, con las categorías elegidas, y filas, con la letra del abecedario que corresponda. Un participante deberá decir en voz alta el abecedario y otro dirá “basta” cuando pronuncie la letra que quiera utilizar (esto lo podrán hacer todos los participantes, uno por vez). Cuando se da la señal de comienzo, cada uno deberá escribir en cada categoría una palabra que empiece con la letra elegida anteriormente. Quién termine primero tendrá que decir “Tutti Frutti” y todos los participantes deberán dejar de escribir.

Es necesario que se le asigne a cada categoría un puntaje el cual, al finalizar el juego, se deberá sumar y quién tenga la mayor cantidad de puntos será el ganador. Si una palabra es elegida por más de un participante, cada uno se llevará la mitad de los puntos (por ejemplo: 5). Caso contrario, si un niño utiliza una palabra que no se ha repetido, se le asigna la totalidad de los puntos (por ejemplo: 10). En caso de no llegar a completar alguna de las categorías o de haber escrito una palabra que no era válida, el participante se llevará 0 puntos en dicha sección.

Te dejamos algunas categorías que podés utilizar para jugar:

  • Nombres.
  • Animales.
  • Colores.
  • Verduras.
  • Países.

5. ¿Quién soy?

¡Sólo necesitas un lápiz y un papel! En él tendrás que escribir los nombres de diferentes personajes famosos que los niños conozcan (recomendado para mayores de 5 años). Una vez hecho esto, se colocan las tarjetas con los nombres boca abajo en el centro. Cada participante, en su turno, deberá agarrar una de ellas y, sin mirar que dice, colocársela en la frente. El resto de los integrantes verán de que personaje se trata y de esta forma podrán ayudar a quién tiene la tarjeta a adivinar de quién se trata. ¿Cómo hace para lograr esto? ¡Sencillo! El niño deberá formular preguntas que sólo admitan cómo respuesta “SI” o “NO”. Por ejemplo: “¿Soy un personaje de Disney?”, “Si”. Para hacerlo aún más entretenido podés fijar un tiempo máximo para que el participante logre adivinar el nombre.  

6. Dígalo con mímica - películas

¡De mis favoritos, ideal para jugar un día de lluvia! No sólo es sumamente divertido sino que también permite a los niños expresarse de manera corporal y manifestar sus emociones a través de la comunicación no verbal (recomendado para mayores de 7 años). 

Para comenzar es necesario que se formen grupos equitativos, en dónde los participantes se turnarán a lo largo del juego para pasar al frente y representar la película mientras que su grupo intentará adivinarla. Cada uno de ellos deberá escribir previamente en un trozo de papel una película que conozca que luego se utilizará para jugar. Estas tarjetas se guardarán en una bolsa o gorra para que cada niño pueda agarrar, sin ver, y representar lo que esté escrito. Ganará el equipo que más películas haya adivinado.

Acá te nombramos algunas películas, que seguro tu hijo/a conoce, para que puedas utilizar en el dígalo con mímica:

  • La bella y la bestia.
  • La Sirenita.
  • Aladdin.
  • Hotel Transilvania.

7. El juego del stop

Para este juego sólo necesitas música y pueden jugarlo niños de todas las edades ¡es sumamente sencillo! Hacé espacio en algún lugar de tu casa ya que allí será la “pista de baile”. Todos los participantes deberán permanecer en ese sitio y, cuando comience a sonar la música, bailarán hasta que el encargado de manejar el dispositivo (es necesario que sea un adulto) diga “STOP”. En ese momento, todos deberán quedarse quietos en la posición que estén y no moverse hasta que la música se reanude. El adulto encargado de poner la música controlará a cada uno de los niños para verificar si están quietos y, si alguno realiza algún movimiento y este lo ve, quedará descalificado. Pueden moverse siempre y cuando no sean vistos por la persona que supervisa el juego. Finaliza cuando sólo quede un participante en la pista el cual se convertirá en el ganador.  

¡BONUS TRACK!

Si todos los juegos mencionados no fueron suficiente para jugar en un día de lluvia, te traemos una última opción que seguro a tus hijos/as les va a encantar. Una de las cosas que más me gustaban hacer los días de lluvia era pintar. Cómo en ese entonces no existía internet para buscar imágenes para colorear, le pedía a un adulto que me dibujara algo para que yo luego pudiera llenarlo de colores. ¡Ahora no hace falta que lo hagas! Te traemos una selección de los dibujos más lindos para que tus hijos puedan pintar y dejar volar su creatividad. 

Dibujos para colorear

Podés hacer click en cada uno de ellos descargarlos y luego imprimirlos.

¡A jugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.